Resistiremos

Comienza el último mes de 2020, el año en que incorporamos a nuestro vocabulario palabras como “pandemia”, “coronavirus”, “covid”, “PCR”, “teletrabajo” o “confinamiento”. El año en que las mascarillas pasaron a ser nuestro principal complemento al salir de la protección de nuestras casas, que dejaron de ser sólo un hogar para convertirse en un refugio. El año en que aprendimos a valorar, más que nunca, los besos, los abrazos, el contacto estrecho con nuestros seres queridos.

También aprendimos que no importa si nos conocemos o no, si somos cercanos o no, nuestras vidas se entrecruzan y dispersan como los cables de alta tensión en sus torres, y que lo que haga uno nos afecta a todos. Que no somos seres solitarios, por más que la “distancia social”, otra expresión que ya forma parte de nuestro lenguaje cotidiano, nos haga sentir la soledad.

Y los momentos de esperanza, esos en que parece que vemos el final de esta terrible situación, se diluyen como una nube que curiosa se acerca al árbol, pero que no sobrevivirá en él por mucho tiempo, porque el aire, tan invisible como los virus, no lo permitirá.

Resistiremos, como el árbol, como los cables, como las torres. Aprenderemos a vivir con el virus, como se vive con el viento. No nos queda otra opción, porque 2020 se acaba, pero la pandemia no.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s