La cárcel

Sin duda la palabra que mejor define la falta de libertad, la imposibilidad de vivir una vida plena. Una palabra que evoca lugares fríos, duros, donde la vida vale poco.

¿Son necesarias? Probablemente sí.

¿Son útiles? La mayor parte de las veces no.

Sin embargo, en ocasiones, gracias al trabajo de gente que cree que hay presos que sí se pueden reinsertar y de presos que quieren hacerlo, surgen iniciativas como la UTE del Centro Penitenciario de Villabona, condenada al cierre por un gobierno al que la gente no le importa, estén en la calle o en la cárcel.

Uno de los muchos internos que se benefició de ese servicio y que, gracias a él, ahora está en la calle ha iniciado una recogida de firmas para que esa unidad no se cierre.

Las fotos son de la antigua cárcel de Carabanchel en Madrid, tomadas pocos días antes de que la derribaran. Si esos muros pudiesen hablar serían innumerables las historias que contarían.

Image

Image

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s